Tratamiento

Cirugía
La cirugía es la forma más antigua de tratamiento del cáncer. Cerca del 60% de los pacientes de cáncer se someterán a cirugía, sola o en combinación con otras terapias.
Existen siete tipos de cirugía del cáncer: Preventiva (Se extirpan lesiones que con el tiempo pueden llegar a ser malignas), Diagnóstica (Se extirpa una muestra del tumor para determinar si se trata o no de una lesión cancerosa), de estadiaje (permite conocer la extensión del tumor), Curativa (Implica la extirpación de todo el tumor), de apoyo (Ayuda a la aplicación de otros tratamientos), Reconstructiva (Devuelve al cuerpo la apariencia o funcionalidad normal o casi normal, tras la realización de otra cirugía) y Paliativa (su objetivo es aliviar el dolor, incapacidades u otras complicaciones. Puede mejorar la calidad de vida pero no es un tratamiento curativo)
Quimioterapia
La quimioterapia utiliza gran cantidad de fármacos con el fin de eliminar las células cancerosas, controlar su crecimiento o aliviar los síntomas de dolor. Puede implicar el uso de un medicamento o una combinación de dos o más medicamentos, dependiendo del tipo de cáncer y de su grado de progresión. La quimioterapia puede usarse en combinación con otros tratamientos. La quimioterapia se administra de tres maneras:
Por vía intravenosa es sin duda el método más común. Se inyecta la medicación en una vena.
Para algunos pacientes que se someten a varias sesiones de quimioterapia, se inserta un catéter en una de las venas grandes y queda en ese sitio durante todo el régimen de quimioterapia. Algunos pacientes tienen un disco de metal o de plástico conocido como "port-a cath" implantado bajo la piel que facilita el acceso intravenoso.
Oral - los medicamentos de quimioterapia se dan en forma de pastilla o de líquido.
Radioterapia
Este tratamiento se basa en el uso de dosis altas de rayos o partículas de alta energía para destruir las células cancerosas en un área específicamente identificada. La radiación daña la estructura química interna de las células cancerosas lo cual impide que se multipliquen. La radiación se usa a menudo en combinación con otros tratamientos.
Existen distintos tipos de radioterapia: Radiación externa (consiste en la administración de las radiaciones desde el exterior), Interna o braquiterapia (consiste en la administración de la radiación a través de materiales radiactivos (isótopos) con distintas formas (tubos, semillas o cápsulas), que se introducen en el organismo muy próximos o en contacto con el tumor), Radioterapia intraoperatoria (Consiste en la administración de la radiación durante la misma cirugía, directamente en la zona del tumor) y Radioterapia Esterotáxica (Consiste en la administración, de forma muy precisa, de altas dosis de radiación en zonas muy pequeñas.)
Inmunoterapia
La inmunoterapia, también conocida como bioterapia o modificadores de respuesta biológicos, es un tratamiento que consiste en utilizar el sistema de defensa (sistema inmune) para destruir las células tumorales. Esto se consigue bien estimulando el propio sistema inmune o bien introduciendo en el organismo sustancias elaboradas en un laboratorio, semejantes a las del sistema inmune, capaces de controlar la enfermedad.
 
Cirugía
 
La cirugía es la forma más antigua de tratamiento del cáncer. Cerca del 60% de los pacientes de cáncer se someterán a cirugía, sola o en combinación con otras terapias.
Existen siete tipos de cirugía del cáncer: Preventiva (Se extirpan lesiones que con el tiempo pueden llegar a ser malignas), Diagnóstica (Se extirpa una muestra del tumor para determinar si se trata o no de una lesión cancerosa), de estadiaje (permite conocer la extensión del tumor), Curativa (Implica la extirpación de todo el tumor), de apoyo (Ayuda a la aplicación de otros tratamientos), Reconstructiva (Devuelve al cuerpo la apariencia o funcionalidad normal o casi normal, tras la realización de otra cirugía) y Paliativa (su objetivo es aliviar el dolor, incapacidades u otras complicaciones. Puede mejorar la calidad de vida pero no es un tratamiento curativo).
 
Quimioterapia
 
La quimioterapia utiliza gran cantidad de fármacos con el fin de eliminar las células cancerosas, controlar su crecimiento o aliviar los síntomas de dolor. Puede implicar el uso de un medicamento o una combinación de dos o más medicamentos, dependiendo del tipo de cáncer y de su grado de progresión. La quimioterapia puede usarse en combinación con otros tratamientos. La quimioterapia se administra de tres maneras:
Por vía intravenosa es sin duda el método más común. Se inyecta la medicación en una vena.
Para algunos pacientes que se someten a varias sesiones de quimioterapia, se inserta un catéter en una de las venas grandes y queda en ese sitio durante todo el régimen de quimioterapia. Algunos pacientes tienen un disco de metal o de plástico conocido como "port-a cath" implantado bajo la piel que facilita el acceso intravenoso.
Oral - los medicamentos de quimioterapia se dan en forma de pastilla o de líquido.
 
Radioterapia
 
Este tratamiento se basa en el uso de dosis altas de rayos o partículas de alta energía para destruir las células cancerosas en un área específicamente identificada. La radiación daña la estructura química interna de las células cancerosas lo cual impide que se multipliquen. La radiación se usa a menudo en combinación con otros tratamientos.
Existen distintos tipos de radioterapia: Radiación externa (consiste en la administración de las radiaciones desde el exterior), Interna o braquiterapia (consiste en la administración de la radiación a través de materiales radiactivos (isótopos) con distintas formas (tubos, semillas o cápsulas), que se introducen en el organismo muy próximos o en contacto con el tumor), Radioterapia intraoperatoria (Consiste en la administración de la radiación durante la misma cirugía, directamente en la zona del tumor) y Radioterapia Esterotáxica (Consiste en la administración, de forma muy precisa, de altas dosis de radiación en zonas muy pequeñas.)
 
Inmunoterapia
 
La inmunoterapia, también conocida como bioterapia o modificadores de respuesta biológicos, es un tratamiento que consiste en utilizar el sistema de defensa (sistema inmune) para destruir las células tumorales. Esto se consigue bien estimulando el propio sistema inmune o bien introduciendo en el organismo sustancias elaboradas en un laboratorio, semejantes a las del sistema inmune, capaces de controlar la enfermedad.
 
We use cookies to improve our website. Cookies used for the essential operation of this site have already been set. For more information visit our Cookie policy. I accept cookies from this site.Agree